2¿Cómo debo sujetar los anteojos al limpiarlos?


Te aconsejamos sujetar el aro del armazón  del lado de la luna que estés limpiando, porque si sujetas un lado y limpias el contrario, se hace mucha tensión en el puente del  armazón y  se puede romper con el tiempo. 


En armazones “Al Aire” (sin montura) no sólo puede romperse  el puente sino que también puede astillarse fácilmente una luna.


Uso de accesorios para  tus lentes.


Estuches rígidos: Los estuches son muy importantes para guardar y transportar  tus lentes. Siempre es más recomendable un estuche rígido que las fundas flexibles que ofrecen protección, pero no la suficiente ante una caída, un aplastamiento, etc.


Cordones, Cadenas y portalentes: si usamos éste tipo de accesorios es importantísimo revisar que estén bien sujetos a las varillas del armazón ya que al estar colgadas supone que se puedan llevar golpes fácilmente rayándose las lunas o cristales.  También es importante percatarnos de que la parte sujetadora del cordón son ingrese en la bisagra de la varilla ya que eso no le permitirá cerrar y abrir correctamente y terminarán dañadas.


Finalmente recomendamos regresar a la óptica siempre que notes que tienes los lentes  desajustados, ya que siempre deben estar bien centrados para que el centro óptico de las lentes esté en el lugar correcto para poder conseguir la mejor calidad de visión.  Este tema es más importante en el caso de que utilices lentes progresivos o de que tengas una graduación alta de miopía, hipermetropía o astigmatismo.


Con estos sencillos consejos, tus anteojos durarán un largo tiempo en condiciones óptimas para cuidar tus ojos y mejorar tu visión.


Si tenemos los anteojos limpios y bien cuidados, el mundo se ve de otra manera. Es muy importante limpiarlos con frecuencia del modo correcto, así como tenerlos bien ajustados y centrados para mantener siempre la máxima calidad de visión y prolongar la vida útil de las lentes. 


1¿Cómo debo limpiar los cristales o lunas de mis  anteojos?


MANTENLOS LIMPIOS DE MANERA SENCILLA:
Puedes lavarlos con agua tibia enjabonada frotando suavemente con tus dedos, enjuágalos y sécalos con un paño especial de microfibra ultra fina que remueven la suciedad y el polvo. Evita limpiar las lunas con trapos, papel facial o toallas de papel ya que los pueden rayar de manera irreversible.
También puedes utilizar Sprays específicos, que humedecen y facilitan la limpieza de los cristales, permitiendo además que se empañen menos porque tienen un tratamiento anti-empañamiento.

4¿Cómo me debo poner y quitar las gafas o anteojos?


Siempre deberíamos poner y quitar los anteojos usando las dos manos al mismo tiempo tratando de no forzar las varillas.
Si los ponemos o quitamos con una sola mano estamos forzando la bisagra o codo del lado contrario a la mano que usamos y con ello podemos provocar el desajuste del armazón o incluso romper fácilmente el muelle que sujeta la varilla o el codo de los anteojos.


3¿Cómo limpiar el armazón o  montura?

 

​Podemos realizar la misma técnica que usamos para las lunas pero luego de lavarlas debemos  asegurarnos de que la montura quede bien seca, principalmente las partes metálicas bisagras y tornillos para evitar que se oxiden o se atasquen)

CONSEJOS IMPORTANTES PARA EL CUIDADO DE TUS LENTES

Más consejos:

 

  • Mantén tus anteojos sobre la nariz no sobre la cabeza, los lentes graduados     están diseñados para colocarse en la nariz y frente a los ojos,  no sobre la cabeza, si los colocas sobre la cabeza los puedes desalinear o deformar.
  • No apoyes los lentes boca abajo (tocando los cristales con la superficie de apoyo)
  • Evita siempre el calor extremo que puede deteriorar los tratamientos de los cristales e incluso deformar la montura. Esto incluye el dejar los lentes sobre el panel del auto al sol o encima de un radiador.
  • Si notas que las varillas están muy apretadas hay peligro de que se puedan romper.  Es mucho más peligroso que las bisagras de las varillas estén muy apretadas a que estén flojas. Si están apretadas puedes echarle una gotita de aceite de máquina de coser en la bisagra de la varilla afectada.